miércoles, 18 de septiembre de 2013

Annabelle: la Raggedy Ann maldita (+16 años)

No todas las muñecas tienen detrás una bonita historia. Fue el pasado domingo, a raíz de ver "Cuarto Milenio" cuando descubrí la historia de Annabelle. Ciertamente es impactante y, aún no siendo muy superticiosa, me causa respeto.

Los amantes del cine de terror estamos acostumbrados a ver adaptaciones de casos reales llevados a la gran pantalla, tales como: Amityville, Las brujas de Salem, El exorcismo de Emily Rose...

A modo de resúmen de tan terrorífica historia diremos que todo comienza de la forma más natural.  En 1970 Donna recibe un regalo muy especial por parte de su madre: una afamada muñeca de colección denominada Raggedy Ann(Ana desdeñada). Ella es una joven estudiante de enfermería que comparte piso con una amiga y su madre desea que con este detalle se acuerde de ella y de su familia. Al poco de estar la muñeca en su casa comienzan a suceder cosas muy extrañas que, en un principio, son consideradas como falta de memoria. Donna dejaba a su muñeca en la cama y cuando regresaba la muñeca se había movido, bien había cambiado de postura o bien aparecía en otro lugar.


Su compañera de piso le aseguró que ella no tenía nada que ver, es más estaba tan extrañada como ella.


A veces, encontraban a la muñeca con los brazos y las piernas cruzadas en el sofá, otras ocasiones en posición vertical, de pie, apoyada en una silla en el comedor. Varias veces Donna puso a la muñeca en el sofá antes de salir para el trabajo, y al regresar a casa encontró a la muñeca de nuevo en su habitación, en la cama y con la puerta cerrada.

La muñeca comenzó a escribir notas... y la gota que colmó el vaso fue un día en que Donna encontró lo que parecía sangre en las manos y en el pecho de la muñeca. Sin saber dónde ir, se dejaron llevar y contactaron con una médium. Les dijo que en la muñeca habitaba el espíritu de una niña de 7 años hayada muerta en un campo cercano al que fue su hogar. La vidente les dijo que la niña se sentía bien en compañía de las dos jóvenes…  nada más lejos de la verdad.

Para cuando Donna se dio cuenta, de que la muñeca era meléfica y demoniaca, su amigo Lou ya había experimentado dos intentos de ahogamiento por parte de Annabella.

Fue entonces cuando la joven entró en contacto con un sacerdote episcopal llamado el Padre Hegan. El Padre Hegan sentía que era un asunto espiritual y entonces la puso en contacto con una autoridad más alta en la iglesia, el Padre Cooke, quien de inmediato entró en contacto con los Warren.

Ed y Lorraine Warren se interesaron en el caso y contactaron con Donna.

El matrimonio Warren investigaron muchísmos casos paranormales, por ejemplo, el caso en Amityville, una de las mayores tragedias en los EE.UU. y que más tarde se convirtió en una película de culto. Su fama les precedía. 


Después de hablar con Donna, Ed y Lorraine llegaron a la conclusión inmediata de que la propia muñeca no estaba poseída en realidad, sino que era manipulada por una presencia no humana. Esta muñeca era manipulada por un espíritu que creaba la ilusión de estar vivo, con el fin de obtener reconocimiento y llamar la atención. De hecho, el espíritu no tenía la intención de estar ligado a la muñeca, estaba tratando de poseer un huésped humano, según consta y así fue recogido en el libro “The Demonologist“.

El espíritu, en este caso un espíritu demoníaco no humano, se encontraba esencialmente en la fase de infestación del fenómeno. Comenzó a mover la muñeca por todo el apartamento a través de teletransporte para despertar la curiosidad de los moradores con la esperanza de que le dieran atención. Y se la dieron. Cometieron el predecible error de llamar a un médium al apartamento para comunicarse con él. El espíritu no humano ahora era capaz de comunicarse con el médium, exploró las vulnerabilidades emocionales de los residentes y pretendió ser una niña inocente perdida, a la que, durante la sesión, se le dio el permiso (por Donna) de habitar en el apartamento. Así como un espíritu demoníaco es negativo, también lo son los fenómenos causados ​​por el. Despertó el miedo a través de los movimientos extraños de esa muñeca, materializó los perturbadores mensajes escritos a mano, las gotas simbólicas de sangre en la muñeca, y finalmente llegó a los ataques contra Lou, dejándole la marca simbólica de la bestia. La siguiente etapa de la infestación del fenómeno habría sido una posesión humana completa. Si estos fenómenos hubieran continuado más de dos o tres semanas, el espíritu se habría apoderado por completo, dañado o asesinado a alguien de la casa.

La solución por la que se optó fueron dos: bendecir la casa y los Warren se llevaron la muñeca.
 
La muñeca les odiaba, tanto que ya se dieron cuenta llevándola hacia su hogar. Su coche estuvo a punto de derrapar en varias ocasiones.

Después de que los Warren llegaron a casa, Ed sentó a la muñeca en una silla al lado de su escritorio. La muñeca levitó varias veces al principio, en seguida, parecía caer inerte. Durante las semanas que siguieron, sin embargo, la muñeca comenzó a aparecer en distintas habitaciones de la casa. Cuando los Warren salían y dejaban a la muñeca encerrada en el edificio exterior, a menudo regresaban y cuando abrían la puerta la encontraban cómodamente sentada en la silla de Ed. La muñeca también mostró odio por los clérigos que llegaron a la casa.

Los Warren tienen una caja construida especialmente para Annabelle al interior del Museo Ocultista, donde reside en la actualidad. Desde que la caja fue construida, Annabelle ya no parece moverse, pero la señalan como responsable de la muerte de un joven que llegó al museo en una moto con su novia. El joven, luego de escuchar la historia de Ed sobre la muñeca, desafiante subió y empezó a golpear la caja insistiendo en que si la muñeca podía dejar marcas en la gente, entonces quería ser marcado también. Ed le dijo al joven: “Hijo, tienes que salir” y lo llevó al exterior del edificio.

De camino a casa, el joven y su novia estaban riendo y burlándose de la muñeca cuando perdieron el control de la motocicleta y se estrellaron contra un árbol. El joven murió en el acto, pero su novia sobrevivió y fue hospitalizada durante más de un año. Cuando se le preguntó lo que sucedió, la joven explicó que se estaban riendo de la muñeca, cuando perdieron el control de la motocicleta.



En fin, el caso es real y la muñeca se sigue haciendo, hoy en día a máquina y a un precio relativamente económico.

¿Te atreverías a comprarla? Ver tienda.


3 comentarios:

  1. No gracias, ¡ni loca compraba esa muñeca!...terrorifica entrada, todo lo que esté probado con hechos reales me ponen los pelos de punta ¡en serio!
    Besosssssss.

    ResponderEliminar
  2. ya conocía la historia de anabel, a raiz de eso vi la película espediento warren el conjuro, es muy buena, pero en vez de una raguedy ann ponen una muñeca muy terrorífica en su lugar

    ResponderEliminar
  3. Teniendo en cuenta que en ese programa mostraban un vídeo sobre los fantasmas de los fallecidos en el conocido accidente del cámping de los Alfaques (provincia de Tarragona), allá por mediados de los 70, según ellos se aparecían por la noche junto a la carretera. Pero los fantasmas altos y rubios, resultaron ser mi amiga Inés y su hijo yendo a por un helado al bar del cámping, que aún hoy existe. Vamos... credibilidad 0 para el millonario Iker Giménez

    ResponderEliminar