lunes, 17 de octubre de 2011

Francine y Helena, dos de las Nancys de Ana María, se visten de "El costurero de mimbre"

-"Lo se Ana, este comentario debería haber estado subido desde hace días, pero entre que tu ordenador tenía algo de tos y yo que he estado más liada que la pata de un romano, con algunas tareas de scrap, pues eso... que más vale tarde que nunca."-

;-)

Estábamos en plena liquidación de colección y Ana se puso en contacto con nosotras para saber los modelos disponibles y sus precios. Hasta ahí normal, pero lo divertido llegó después. Nos reímos un montón; que si regateos, que si te llevas este y el otro te hago descuento en un tercero, que si me gustan todos, que si, que si... jajajajajaja... fue un no parar de e mails vía Sevilla - Barcelona ;-)

Escogió alguno de nuestros modelos: dos algo más festivos y otros dos más informales, pero todos ellos muy coquetos y muy ponibles; ¡vamos, de los que a nosotras nos gustan tanto para cambiar a nuestras muñecas ochenta veces a la semana!

Quedamos en que, cuando recibiera los conjuntos, nos enviaría alguna fotografía, pero nos hemos quedado, gratamente, sorprendidas con la completa sesión fotográfica entregada. Hemos seleccionado unas cuantas imágenes y así nos presentaba a sus dos preciosas modelos:

  1. Francine: una preciosa Nancy setentera, ¡de las clásicas!, todo un bellezón que la acompaña desde el mes de abril.
  2. Helena: su presentación pelirroja.




 Modelos "Valencia" y "Amapola"

-"...Yumi ha dicho que los vestidos eran muy occidentales para ella, y mi novia Lucía (con tantos problemas oculares no podía tener otro nombre!) ha dicho que con lo que cuesta vestirse de novia a ella ni la tocaramos, pero no han querido perderse la sesión de fotos. Así que ahí van, la mar de monas con el vestuario renovado."- 
Y finalmente lucen el conjunto "Alicante" y el vestido"Menorca".



¡Están requeteguapas!
Muchas gracias Ana.

1 comentario:

  1. Gracias a ti. Ha sido todo un hallazgo este blog, estos vestidos tan bonitos y sobretodo conocerte aunque sea virtualmente.
    Un abrazo.
    Ana

    ResponderEliminar