miércoles, 19 de octubre de 2011

Elena, mi Nancy novia, elige otro vestido para casarse

¡Qué se le va a hacer!, nos ha salido caprichosa y es que no es para menos.

¿Te gusta el cambio?

El vestido, obra de Mamen, muestra: elegancia en los bordados, delicadeza en el tejido y sensualidad en el corte, algo muy alejado, PARA MI GUSTO, del que nos ha ofrecido Famosa en una muñeca que se supone de colección.

Confieso que el día que la compré y la saqué de la caja estuve en un "tris" de devolverla. ¿Me gustaba?, sí, sí claro, era elegante, preciosa, pero el vestido me pareció muy, como decirlo... muy poca cosa, ni por asomo se acercaba a lo que yo hubiese deseado para este objeto de colección. Me pareció, a simple vista, de calidad muy discutible y al tacto bastante áspero, sin cuerpo. Lo veo como un vestido para jugar más que de colección y de ser así le doy un 10.

Elena ha estado en mi estante con su vestido original varios días, pero ambas lo tenemos muy claro ¡EL VESTIDO NO NOS GUSTA! Siento los gritos, pero me da rabia porque, en definitiva, lo he pagado. En fin que hoy hablándolo con mi hermana Elena (en honor a ella la muñeca lleva su nombre) pues le llamó mucho la atención que hubiese decidido vender el vestido, no entendía muy bien para que me compro una muñeca si luego la despojo de su atuendo, pero es que teniendo otra pieza tan delicada en el ajuar de mis kekas ¡La decisión estaba tomada! La muñeca me gusta, a pesar de ser exacta a la Presentación y Comunión de este año: el detalle del velo, el pelo castañó y ese moño alto me encantan, por eso la muñeca se queda, pero el vestido NO.

Ahora me siento a gusto. La miro y veo una novia elegante, femenina, coqueta...¡radiante!, ya se que esto va en gustos, pero yo así lo siento.

Por el contrario, sólo me resta comentar, mi grata satisfacción con el modelo elegido por Ion Fiz para Nancy, el cual a pesar de mezclar el rojo con el rosa, combinación que odio, se quedará en casa tal cual. Esta vez Martina no sufrirá mis terribles, acertados o no, cambios.

De todas formas creo que Lucas no desea casarse con Elena, ni con el otro vestido ni con este. ¡Ay, ay, ay! ;-)



Besitos y buenas noches.

4 comentarios:

  1. Está preciosa! No sé a qué espera este Lucas...
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola: Hace tiempo que visito vuestro blog, es estupendo, el catálogo, las niñas... me lo paso muy bien. Este traje de novia es para gritarrrr! de bonito que es, lo prefiero al que llevaba. El molde para las nancys de este año, me gusta, pero es verdad que presentación y la novia, son muy similares al tener tonos oscuros de pelo e iguales los ojos, por cierto le podian haber dado otro tono de pelirrojo a la de Ion Fiz; hablando de ella, a ver si me puedes sacar de dudas, tu "chica Fiz" tiene los ojos del azul de la de comunión de este año?, no se si sera por mi ordenador pero no lo pillo, gracias y enhorabuena por vuestro trabajo.Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  3. Hola Arien.
    En primer lugar gracias por tu visita.

    Decirte que Martina, mi Ion Fiz, tiene los ojos tirando a verdes, sin embargo, Paola, mi comunianta tiene los ojos claramente azules.

    Trataré de poner una fotografía dónde apreciar la diferencia, si encuentro la luz adecuada en casa jejejejeje... es que a veces o me sobra o me hace falta.

    Un abrazo fuerte.
    Ana

    ResponderEliminar
  4. Hola Ana: Gracias por contestar y por la aclaración, definitivamente tengo que conseguirme una Ion Fiz.
    Un abrazo. Hasta luego.

    ResponderEliminar