miércoles, 16 de marzo de 2011

"Costurera sin dedal, cose poco y cosa mal"

No pocas veces le escuché decirme este refrán a mi madre y es que no me ha gustado nunca coser con dedal.


Recuerdo que comencé a realizar prácticas de punto de cruz sobre retales de panamá. En ellos iba bordando pequeños dibujitos: flores, pajaritos, mariposas...todos ellos sacados de entre las decenas de libros que rodaban por casa. Creo que se trataba de una prueba, sí antes de comenzar la primera tarea seria, un "tú y yo"*, el cual una vez terminado me parecía una verdadera obra de arte.


¡Cuántas puntadas me quedarían por dar desde esta pequeña gran obra!  En sucesivas publicaciones y sin saturar el blog de punto de cruz, iré mostrando alguno de mis trabajos, así como otros realizados por diferentes miembros de mi familia. Al final ¡todo queda en casa!

Saludos y bienvenidos a este humilde hogar.

*"Tú y yo": mantelito pequeño acompañado de dos servilletas, probablemente usado a la hora de tomar café.

No hay comentarios:

Publicar un comentario